Los 5 errores más comunes al comprar un colchón

¿Cuáles son los errores más frequentes que cometen los españoles al comprar un colchón?

perro en el colchon

Está claro que no se puede comprar un colchón a la ligera. ¡Dormirás unas 30.000 horas en tu colchón durante los próximos 10 años! En total, son tres años y medio el tiempo que pasarás en tu nuevo colchón. Obviamente, estamos seguros de que quieres el mejor colchón al mejor precio. Desafortunadamente, somos conscientes de que se cometen muchos errores al comprar un colchón nuevo y de que resolverlos requiere tiempo y dinero. No corras este riesgo y descubre aquí los 5 errores más comunes que la gente comete al comprar un colchón.

  1. No ofrece noches de prueba

No compres un colchón de una marca que no te dé la oportunidad de dormir en el colchón durante un cierto periodo de prueba. Desafortunadamente todavía vemos muchas marcas de colchones que no ofrecen un período de prueba de forma gratuita para el cliente. Creemos que este tipo de marcas, por desgracia, ofrecen un modelo de venta muy anticuado. Un buen proveedor de colchones debe ser capaz de ofrecer la posibilidad de probar su colchón durante al menos 30 días y preferiblemente unos 100 días. Como consumidor, debes aprovecharte de este período de prueba para experimentar cómo descansas en él. En TOP5 hemos comprobado que el cuerpo siempre necesita de tres a cuatro semanas para acostumbrarse a un colchón nuevo.

 

  1. Lo barato sale caro

Definitivamente, no queremos decir que un buen colchón tiene que ser necesariamente un colchón caro. Sin embargo, por regla general, las marcas más caras utilizan mejores materiales. Esto significa una mejor cobertura y calidad en las espumas o mejores muelles. Los colchones más baratos son a menudo colchones de muelles de bolsillo o colchones de muelles interiores. Estos son más baratos de producir, pero también duran menos. Las condiciones, por tanto, son mucho menos favorables para ti como consumidor. Con los colchones baratos puedes encontrar dificultades para dormir y terminar gastando más dinero en cambiarlo de nuevo.

 

  1. Presta atención a tu peso

Otra cosa importante que se debe tener en cuenta es tu propio peso corporal. Un colchón debería proporcionar un buen soporte para personas que se encuentren en un cierto rango de peso. Según nuestros expertos de TOP 5 un buen colchón es adecuado para personas que pesan entre 50 y 130 kilos. Si estás por debajo de ese peso o tienes sobrepeso, es posible que tu nuevo colchón no te ofrezca el soporte adecuado. Así que, ¡ten cuidado! Actualmente hay muchos colchones en el mercado que ofrecen un soporte del peso mucho más bajo. Con los colchones más baratos, a menudo se da el caso de que los colchones sólo ofrecen el suficiente apoyo a personas con un peso corporal de entre 60 y 90 kilos.

  1. No te dejes influenciar por el personal de la tienda

La compra de un colchón no debe ser una decisión que se tome de la noche a la mañana. Mucha gente hace una exhaustiva investigación en distintas tiendas para obtener la mayor cantidad de información posible sobre cuál es el mejor colchón. Un error común que observamos en TOP5 es que los clientes son influenciados o incluso, en algunas situaciones, hasta intimidados por los vendedores de la tienda. Los vendedores están en la tienda principalmente para vender sus propios productos. Por lo tanto, debes saber que lo que escuches en la tienda no siempre es cierto. Por ello, realiza una búsqueda en Internet por tu cuenta y en foros de opinión o, como te recomendamos en TOP 5, consulta las pruebas de organismos independientes como la Asociación de Consumidores para conocer cuál es el colchón que recomiendan.

 

  1. Demasiada investigación

El último error muy común que observamos para los que compran un colchón nuevo es que algunas personas se vuelven un poco obsesivas.  Por supuesto, una investigación a fondo es importante, pero ten cuidado. Hay alrededor de 50.000 colchones diferentes a la venta en el mundo. Nunca se pueden comparar todos entre sí. Así que asegúrate de no hacer demasiada investigación sobre el colchón, pero presta especial atención a las condiciones que ofrecen. Lo más importante es que tengas la oportunidad de probar el colchón en casa, para que puedas hacer tu propio juicio. Lo ideal es poder probar un colchón en casa y si no te adaptas, que puedas devolverlo y recuperar el precio pagado. Como siempre decimos en TOP 5, ¡dormir en el colchón durante unas semanas en casa sigue siendo la mejor prueba que puedes hacer!

persona saltando en la cama

 

Esperamos que este post te haya ayudado. Si estás pensando en comprar un colchón nuevo, asegúrate de no cometer ninguno de estos errores. Si necesitas ayuda, visita nuestro ranking de los 5 mejores colchones de España, aquí